La rueda de reconocimiento.

Parece algo que solo se ve en las películas pero en la realidad, las ruedas de reconocimiento son utilizadas para confirmar la identidad de la persona que ha delinquido y que será señalada por la víctima o por un testigo.

Una vez que el denunciante ha dado una descripción lo más detallada posible del denunciado (cuando formula la denuncia), será necesario que de forma previa a la rueda vuelva a dar esa descripción y comprobar que sea la misma, pues si sus recuerdos han variado, la efectividad de la rueda va a ser baja. Lo mismo en el caso de un testigo presencial.

Hay una serie de aspectos que es importante cumplir para que no se señale a la persona equivocada.

Entre otros, es importante que no haya habido ningún contacto entre el testigo/víctima y el sospechoso, lo cual ocurre sobretodo en asuntos mediáticos (tv, internet…) en los que el testigo/víctima, desde la ocurrencia de los hechos hasta el momento de la rueda, ha visto mediáticamente numerosas alusiones que pueden influir en su recuerdo.

Así las cosas, lo mejor es que la rueda se realice sin que transcurra mucho tiempo desde los hechos.

A la vista de lo anterior, desde luego que el señalamiento de un sospechoso en una rueda de reconocimiento no puede ser la única prueba de incriminación del mismo, pues es difícil acertar en estos casos. Eso sí, si se ha hecho con decisión y seguridad suele tener peso.

Otro aspecto importante es que los agentes que lleven a cabo la rueda no conozcan quién es en realidad el sospechoso ni a los demás miembros que componen la rueda; ello de cara a evitar señas, gestos…voluntarios o involuntarios que influyan en quien está identificando.

¿Cómo se forman las ruedas?

Mínimo han de formarla 6 personas y no más de un sospechoso (si en el delito han intervenido varias personas, habrán de hacerse distintas ruedas). Cuantas más lo forman, más se reduce la posibilidad de elegir al azar y sin fundamento al sospechoso.

Todos los miembros que acompañan en la rueda al sospechoso (cebos), deberán tener las características dadas por los testigos/víctima cuando declararon sobre lo ocurrido.

Pero si la policía considera sospechoso a alguien que no cumple con esas características dadas por los testigos, los cebos deben parecerse a éste.

Por último es necesario que quede constancia visual de cómo se ha formado la rueda y de cómo ha sido el reconocimiento para asegurar que se han cumplido todas las garantías.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s